Antoine Montagne: Los Superhomos

SuperHomosEl libro que les traigo ahora es una reliquia de la ciencia ficción chilena, la primera vez que lo leí me lo prestaron fotocopiado y mas encima lo tuve que devolver (na que vers encuentro yo) lo bueno es que pasados los años lo encontré por ahí y tuve el placer de releerlo y así poder reseñarlo acá. Quizás sea yo un tipo muy nostálgico pero leyendo estas páginas me duele un poco que autores de este tamaño no estén en el inconsciente colectivo, que no sean reconocidos y que peor aún sus obras se vayan diluyendo como las mismas páginas de papel envejecido que portan sus palabras. (Me levante entero de poético shoro).
Ustedes se deben estar preguntando que tendrá de chileno el autor si se llama Antoine Montagne, bueno sorpresa, ese no es su nombre y por si no lo adivinan aún el señor se llamaba Antonio Montero(1921-2013) y que entre sus obras cuenta con las novelas “Los súperhomos” (1963) y “Acá del tiempo” (1969) y sus relatos “No morir” (1972) y la que sería su obra póstuma: “El cáliz, Thule y los dioses” (2012) Editada por Puerto de Escape (que no me cansaré nunca de agregar el link para que los visiten) de las cuales y como dice el titulo de esta leserita les reseñare Los Superhomos.

La historia nos muestra una civilización utópica, con su centro en París y al hombre orientado hacía el bien común, no hay moneda de cambio, cada uno busca su vocación, y tiene espacio para desarrollarla y ejercerla libre de costo para todos, los lideres no buscan el beneficio propio puesto que todo es de todos(nadie pide prestamos por miles de millones de pesos ni hay un banco mafioso que les pasa plata los políticos), se vela por un crecimiento de la población acorde a los recursos planetarios, los adelantos tecnológicos han hecho que se pueda viajar de un lado a otro del globo en unos pocos minutos y en el fondo se goza de paz y tranquilidad. Pero todo esto no nació porque legalizaran la marihuana ni porque los animalistas se tomaran el poder, nació gracias, o como consecuencia, de la última guerra Nuclear que acabo con casi la totalidad de la población y los pocos que sobrevivieron conocieron el horror, la muerte y la locura, estuvieron años encerrados bajo tierra viendo como los más débiles iban muriendo o volviéndose locos paulatinamente, son personas que vieron hasta donde nos podría llevar nuestro estilo de vida. Son estos seres humanos los que están a medio camino rehaciendo la civilización sin apuros y disfrutando de una paz que han ido construyendo poco a poco pero más que nada buscando la felicidad.
La cosa es que en este mundo tan Idílico es en el que el profesor Duplaix, el más grande científico vivo, logra mediante unos tejemanejes locos en el cerebro de algunos humanos que estaban casi vegetales, vestigios de las explosiones nucleares, hacer que recuperen poco a poco todas sus funciones y lo consigue, empiezan a mejorar a tal punto que sobrepasan con creces las cualidades físicas e intelectuales que tenían anteriormente y al poco tiempo superando al humano promedio por lejos y así el relato termina trayéndonos de golpe y porrazo a Prometeo y Frankestein sin concurso ni sorteo.
Rischevsky es el primer humano con el que Duplaix experimenta y su desarrollo es simplemente aterrador, lee física avanzada, a una velocidad increíble, y entendiendo lo que lee no como la mayoría de los chilenos, y para entender la psicología humana lee y re-lee a Pilar Sordo,  hace experimentos que el resto de los científicos ni siquiera se les habían ocurrido y que nunca serán capaces de comprender del todo, su habilidad y precisión manual son impresionantes y poco a poco dejando de ser Humano para convertirse en algo mas y así pasar de ver el mundo como nosotros para empezar a ser…un SuperHomo.
La novela está llena disquisiciones morales, y algunas bien profundas, ¿estos seres una vez que superan a su creador siguen siendo su propiedad, su experimento?, Si tenemos la oportunidad de lanzarnos al espacio, a la conquista de nuevos horizontes con nuevos adelantos tecnológicos y sacrificar una paz y una madurez ganada, necesaria y merecida como raza ¿Debemos hacerlo, nos debemos esto?, vale la pena utilizar entonces y nuevamente la violencia?.
No quiero dejar de mencionar que Montagne en un capitulo de este libro se lanza una serie de predicciones que para la época son bastante sorprendentes por lo asertivas y adelantadas, basta con decir que relata el alunizaje que ocurriría unos buenos años después y por poco le achunta hasta a la fecha.
Un libro sorprendente, escrito con la nostalgia poética muy similar a la que Bradbury utilizó para relatarnos sus crónicas Marcianas. Espero lo puedan encontrar por ahí sino para que vean que soy paleteado lo pueden descargar de aquí

 

 

 

Sobre SrDirector