Carlos Ruiz Zafón:La Sombra del Viento

Ya cabros me leí el manso libraco y quede ahogado, quería puro contarles porque lo tienen que leer si o si, se llama La Sombra del Viento del español Carlos Ruiz Zafón que revoluciono el mercado literario y se gano premio que pilló, fue según la crítica «Una de las grandes revelaciones literarias de los últimos tiempos».

ahora nos vamos con el clásico copy/paste de la sinopsis porque ustedes saben la paja que me da hacerla a mi:

Un amanecer de 1945 un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambiará el rumbo de su vida y le arrastrará a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad.
 Aunque mi aspecto de motoquero rudo y peligroso no lo deje entrever, soy un tipo romántico, pero no de corín tellado po, no sean giles, sino que de épocas, de familia, del Milo con pan con palta, de piripao, de las micros de colores..en fin vean los 80’s mejor, la cosa es que cuando abres la Sombra del Viento te invade una melancolía para morirse,  y para peor te hace extrañar una gótica y neblinosa Barcelona de los 50’s como si uno hubiese vivido ahí su niñez, y esa es la magia de este libro, esta escrito con una belleza magistral cada frase esta construida con pincel, el tipo sabe como evocar ciertas emociones y usa cada metafora que se las encargo, simples pero que mueven algo.  Miren de puro paleteado (y para no tratar de explicar lo inexplicable) les voy a transcribir el primer parrafo del libro, a mano sin copy/paste:
Todavía recuerdo aquel amanecer en que mi padre me llevo por primera vez a visitar el cementerio de los libros olvidados. Desgranaban los primeros días del verano de 1945 y caminabamos por las calles de una Barcelona atrapada bajo cielos de ceniza y un sol de vapor que se derramaba sobre la Rambla de Santa Mónica en una guirnalda de cobre líquido.
Ven, eso de un sol de vapor..uf!, bueno la cosa es que el niño, de ahroa en adelante: Daniel, saca de este cementerio un libro llamado, adivinen…¿no?..»La Sombra del Viento» escrito por un tal Julian Carax, el libro es maravilloso pero pronto uno de sus personajes(si, de ficción…el malo del libro que lee Daniel..), de terno, sombrero y el rostro completamente quemado viene a exigirle que se lo entregue, pues debe destruirlo.
Tras la sombra del viento se esconde una terrible historia de amor, de suspenso, de terror, va y viene por la historia de España, pues Daniel,como cualquiera que sea lector, quiere saber quién es Carax, esto lo lleva a remontarse a muchos años atrás descubriendo intrigas y secretos. En uno de sus investigaciones se encuentra con Fermín uno de los mejores personajes que he leido en mucho tiempo, tan bien creado que parece que uno se lo va a encontrar en la esquina, es  un culto y exótivo vagabundo que lo ayudará a descubrir la verdad sobre Julián y al que Zafón le pone en la boca las mejores frases de este libro,que tiene montones es como el Quijote:
«…Genio y figura: No hay genio sin figura; ésa es la triste realidad de estos tiempos faranduleros»
«… Ah, el ejército, lacra y reducto tribal del gremialismo simiesco».
«…Hablar es de necios, callar de cobardes y escuchar de sabios«
«….Un secreto vale lo que aquellos de quienes tenemos que guardarlos»
«…El destino suele estar a la vuelta de la esquina. Como si fuese un chorizo, una furcia o un vendedor de lotería: sus tres encarnaciones más socorridas. Pero lo que no hace es visitas a domicilio. Hay que ir a por él…»
Cuando Daniel llega con el original de La sombra del  viento y abre sus páginas le pasó lo mismo que a mi, no se puede dejar de leer pero mejor que el, en sus propias palabras, les cuente «…me tendí en la penumbra azulada del alba con el libro sobre el pecho y escuche el rumor de la ciudad dormida goteando sobre los tejados salpicados de púrpura. El sueño y la fatiga llamaban a mi puerta, pero me resistí a rendirme. No quería perder el hechizo de la historia ni todavía decir adios a sus personajes«
Totalmente recomendable, es una saga pero al parecer cada tomo es una novela individual, búsquelo y lealo…
Pd. No aguanté agregarles otro parrafo que se manda Fermín sobre el malo de la novela:
«(«Es que la gente es mala…») Mala no; imbécil, que no es lo mismo. El mal presupone una determinación moral, intención y cierto pensamiento. El imbécil o cafre no se para a pensar ni a razonar. Actúa por instinto, como bestia del establo, convencido de que hace el bien, de que siempre tiene la razón y orgulloso de ir jodiendo, con perdón, a todo aquel que se le antoja diferente a él mismo, bien sea por el color, por creencia, por idioma, por nacionalidad, o por sus hábitos de ocio. Lo que hace falta en el mundo es más gente mala de verdad y menos cazurros limítrofes.»

Sobre SrDirector