Paolo Giordano-La Soledad de Los Números Primos

 

portada-la-soledad-de-los-numeros-primos_250Estoy en shock, pucha, justo fui a ver una obra de teatro súper divertida, venía feliz en el metro riéndome solo y se me ocurre terminar de leer «La soledad de los números primos», como ahora ando con un Kindle no sabía cuánto me quedaba del libro porque éste aparato del demonio no es como en los de papel que son como un auto- spoiler: uno ya sabe que queda poquiiiito pero se hace el leso, aunque igual se desespera mientras ve que el libro va terminando y no pasa lo que uno quería po. (en el kindle muestra un porcentaje de avance…feo, feo), la cosa es que me dejo medio cargado a la melancolía. Mejor les cuento de qué va el libro.

Alice y Mattia son dos niños que vemos al inicio de la novela por separado, el autor nos los muestra aun niños para que nos cuenten ellos mismos que fue lo que les pasó, porque tienen esas cicatrices tremendas en sus cuerpos y en el alma. (Mattia se corta las palmas de sus manos y Alice tiene una pierna inerte que no le funciona y es Bulímica, ella, no la pierna)
De ahí saltamos en el tiempo, ellos ya están grandes e irremediablemente dañados lo que los separa del resto y los deja solos, de ahí el nombre tan bien puesto del libro que su autor lo explica así:

«Mattia había estudiado que entre los números primos hay algunos aún más especiales. Los matemáticos los llaman números primos gemelos: son parejas de números primos que están juntos, o mejor dicho, casi juntos, pues entre ellos media siempre un número par que los impide tocarse de verdad. Números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43. Mattia pensaba que Alice y él eran así, dos primos gemelos, solos y perdidos, juntos pero no lo bastante para tocarse de verdad.»

A Alice le llamaba la atención Mattia, ese aire medio pokemonesco que tiene con el mechón en su cara, pálido y triste (pero de verdad po, no de esos que se van a chupar al bandejón central después de machetear en el euro), Mattia lo único quería era alejarse lo más posible de la raza humana,incluso de su propia humanidad, su culpa y su dolor eran demasiado insoportable. Alice por otro lado quería encajar y ser aceptada por el resto del mundo ya que era como el patito feo del colegio(bulímica y coja) y así sin querer pero queriendo se arma una cita a la que ninguno de los dos puede faltar, porque el destino es así, simple y rotundo y al verse por primera vez comprenden que estarán unidos para siempre aunque tan lejos pero tan cerca como solo dos números primos pueden estarlo.

Es un relato hermoso, Alice y Mattia aparecen frente a tus ojos y uno los quiere y quiere que se quieran ellos y entre ellos, decirles que nada ha sido su culpa,nanai nanai, pero ya es tarde, algunos dicen que el amor es más fuerte pero desgraciadamente a veces también puede ser más fuerte que tu.

Pd. Si usted es malo para leer (pobrecito) puede ver la película, porque ya está lista y como soy paleteado se la dejo a continuación…pero no se acostumbre mire que no puedo andar haciendo las películas de todos los libros que leo.

http://www.youtube.com/watch?v=MZnvK9H-6sc

 

 

 

 

 

 

Sobre SrDirector