Stephen King – Doctor Sueño

El enfermizamente prolífico Stephen King está de vuelta y para celebrar que su nuevo libro sería su novela número 50 quiso hacer algo un poco más especial y le pidió a sus fans que se decidieran por algunas de sus historias, entre ellas la torre oscura y El Resplandor para hacer una secuela. Obvio, todos se lanzaron con El Resplandor, querían saber que paso con Danny Torrance, el The Original ‘i see dead people’,  lo que yo encuentro que fue una soberana maldad señores porque, ¿ustedes quisieran salir en un libro de nuevo si en el anterior tu papa te lleva a un hotel aislado por un invierno eterno, lleno de fantasmas y cosas espeluznantes como viejas muertas hinchadas y verdes saliendo de una tina para estrangularte o niños fantasmas malévolos escondidos en tuberías del jardín donde dicho sea de paso los arbustos con forma de animales te quieren comer y para redondearla tu papa es Jack Nicholson y quiere matarte a ti y a tu mama a palos con un mazo de cricket?….sorry compadre pero yo los mando a la cresta.

La forma en que Stephen King decide comenzar todo esto, preguntando:¿Que quieren que escriba? habla mucho de lo que se podría esperar del libro –Ok, ¿La continuación del Resplandor?…ya ahí está– y me paso más menos lo mismo que con el disco Chinese Democracy de Guns and Roses, si Axl lo hubiese presentado como disco solista lo hubiese encontrado bueno, pero como disco de Guns, no señores, sobre todo que en este caso este libro hubiese funcionado mejor sin la innecesaria mochila de El Resplandor en sus espaldas(como Alien en Prometheus cachai..) y el tema es que El Resplandor para mí nunca fue un libro sobre un niño con poderes,de un hotel embrujado o de fantasmas, era sobre la alienación de un padre Alcohólico, de la destrucción de una familia, de ser adicto, de que tan solo se puede sentir un niño cuando la única persona que se supone debe protegerte en este mundo ya no es él mismo y….bueno, se convierte en Jack Nicholson. Te imaginas llegas a tu casa con 7 años y tu papa es Jack Nicholson?!!

Otra vez le dio conmigo a este viejo culiao

 

Danny Torrance es un Alcohólico lleno de trancas y rollos y perseguido por fantasmas de su pasado «literalmente» que vaga de un lugar a otro al igual que los monstruos del Nudo Verdadero, un extraño grupo de ¿Personas? que viaja en Casas Rodantes comandados por Rose la Chistera(es un sombrero de copa, la chistera no Rose) buscando niños que tengan «El Resplandor» como Danny para torturarlos hasta tal punto que este Resplandor se convierta en un vapor que pueden aspirar ya que así se alimentan o también lo pueden embotellar para aspirarlo más adelante en una convivencia un bingo o algo así. Danny ya toco fondo como el curaguilla del barrio y busca la salvación y la encuentra en un pueblito donde es conocido como el doctor Sueño porque es más fome que acuario de moluscos, no ohhh!! Porque trabaja, asistido por un gato, ayudando a morir a los ancianos en una residencia utilizando su resplandor mientras va a las sesiones de Alcohólicos Anónimos, pensándolo bien es harto fomeque, bueno así lo vemos empujando  de a poquito por el camino amarillo de la redención y la sobriedad, que es lo mejor del libro, ver como un tipo logra hundirse en el vicio y como vuelve poco a poco a salir de él. King sabe de lo que habla ya que sin ir más lejos el mismo estaba alcoholizado mientras escribía El Resplandor y en esta ocasión quiso darle la oportunidad al protagonista de rehabilitarse, no como a Jack Torrance que miren el condorito que se mandó y eso que tomaba copete imaginario.

Abra es una niña que tiene la tendalada porque es como una especie de X-Men, predice el futuro y lo transmite a los demás mediante sueños o pesadillas, incluso cuando tenía meses de vida, mueve cosas, dobla cucharas, lee el pensamiento es como…la cabra chica del exorcista pero sin la mala onda de vomitar todo, o el Polstergeist, de…Polstergeist pero vivo cachai. Es mucho más poderosa que cualquiera que haya nacido hasta ahora por lo tanto es como un chimbombo de Vapor/Resplandor por eso al Nudo Verdadero se le hace agua la boca y  fija su vista en ella y ella a su vez con su poder encuentra a Tony ¿Se acuerdan de Tony?, el amigo imaginario de Danny en el resplandor para que la ayude porque sabe que le quieren hacer chupete.  Ahí ya tenemos los equipos armados por lo que hay que jugar la pichanga nomas.

Stephen King conoce su oficio, los personajes están armaditos, lo acontecimientos fluyen naturalmente como en todas sus novelas, el encuentro y la relación de Abra con Danny es a toda raja porque son outsiders tipos raros que no encajaran nunca en el mundo y eso lo relata de maravillas sobre todo la confirmación de que Abra puede leerle la mente cada vez que quiera o incluso cuando no quiere o esa tensión y el miedo que siente Danny gran parte del tiempo que pasa con Abra de que alguien crea que es pedófilo o que tiene malas intenciones con la Niña.

La novela entretiene y se hacen cortas las 18.000 páginas, pero es de esos libros que hace por cumplir nomás para que andamos con cosas don Rey Esteban, muchas de las salidas que se inventa o de los acontecimientos que suceden no tienen mucho agarradero dentro de su mismo universo, me quedó la sensación de que fueron hechos un poco a la rápida como sucede en algunos de sus libros escritos con la única intención de tener algo en las librerías una vez al año.

Doctor Sueño quiso poner a Danny en las ligas menores pero a pesar de eso y al cariño que le tenemos jamás lo bajaremos de ese Olimpo esquizoide donde vive  junto a Carrie, Annie Wilkes la guatona pelacables de Misery, John Coffey el gigante negro de la milla verde, los cabros chicos de Cuenta Conmigo, la maravillosa Dolores Claiborne, Christine el auto bueno para tocar el violín, la vieja mala canuta de La Niebla, el contador de Shaushank Redemption, el atormentado doctor de Cementerio de Animales y bueno yo no he leído la torre oscura pero supongo que alguien dirá:Te Falto Roland Deschains… Así es que ¿que le puedo decir pues don Stephen?, cualquier cosa que escriba yo la leo aunque eso usted lo sabe muy bien.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas:

Sobre SrDirector