Stephen King – Mr. Mercedes

mrmercedesprincipal

No hay caso, nadie puede leer tan rápido como escribe Stephen King (O tener tanta plata para seguirlo), el caballero saca como 2 libros por año y parece no tener ganas de detenerse, anda por ahí con Woody Allen. Ahora sobre su calidad, uf, algunas veces anda inspirado y otras, bueno, tal cual don Woody: debe sacar algo este año.

Me he leído un montón de libros de Stephen King, pero casi todos antes de inaugurar este afamado sitio, por lo tanto, no había tenido tiempo de reseñar ninguno salvo Dr. Sueño que digamos no fue mi favorito (Confírmelo gratis acá). Pero ahora mis chiquillos hermostros estoy simplemente patidifuso por que don Esteban Rey se las mandó. Vamos con el copy/Paste de la sinopsis para que vayan cachando un poco:

  Justo antes del amanecer, cientos de cesantes esperan la apertura de la oficina de empleo para reclamar uno de los mil puestos de trabajo que se han anunciado. De pronto, invisible hasta que lo tienen prácticamente encima, un Mercedes surge de la fría niebla de la madrugada y atropella y aplasta a todos los que encuentra a su alcance. Meses después, Bill Hodges, un policía jubilado, que sigue obsesionado con este caso sin resolver, recibe una carta anónima de alguien que se declara culpable de la masacre conocido como Mr MERCEDES.

Vamos a aclarar algo al toque para que no nos vamos por las ramas: aquí si hay un psicópata que maneja el auto!, para que no piensen que es una secuela de Christine, otro libro de don Esteban de un auto que tiene vida propia, en realidad es una auta porque se llama Christine y es medio celópata además porque no deja que el socito pololee tranquilo.

Como siempre he creído, la adicción a los libros de Stephen King va por la construcción de sus personajes y su forma de relacionarse tan de pueblo y tan cercana y reconocible más que por lo terrorífico de su premisa, es por esto que se puede dar el lujo de hacer que caiga un domo del cielo  y encierre a un pueblo entero (Under The Dome) o que una nave espacial enterrada haga que las personas fabriquen artefactos maravillosos con pilas viejas (Tommyknockers) o un Payaso que en realidad es como una araña de otro mundo persiga a una pandilla de cabros chicos. Son como estas personas normales reaccionan frente a un evento anormal o terrorífico lo que te mantiene pegado al relato. Y esto es porque ha sido capaz, y quizás este es su mayor logro, de radiografiar la vida cotidiana norteamericana a lo largo de mas  de cuatro décadas.

Por lo que dicen en todos lados esta es la primera novela negra de ER(SK) y se agradece el cambio de tono ya que lo mantiene centrado y la misma historia lo guía y hace que no se ponga tan disperso como en otros libros que se manda como 1000 páginas y no termina en nada(IT).

Aquí este psicópata se sube a un Mercedes para matar a un montón de gente y luego, cuando el caso no tiene mucha atención, quiere lograr que el detective ya retirado y un poco obeso Bill Hodges se suicide, y comienza esta noble tarea enviándole una carta. La historia de aquí en adelante se manda en caída libre, así de simple. Tiene un ritmo vertiginoso y casi ningún punto bajo, el desarrollo de estos personajes, sobre todo la creciente locura y desesperación de este psicópata, por lo demás un villano de antología, son abrumadoras y no te suelta hasta la última página. Lo terrible es que se ven creíbles, como dirían por ahí éste asesino podría ser cualquier hijo de vecino.

El humor es otro Item que uno no debe o no puede dejar pasar al hablar de un libro de Stephen King, la relación de Bill con su vecino adolescente, un muchacho de color muy educado pero mal hablado saca varias carcajadas y cuando se suma a la investigación una colega medio asperguer la cosa se pone mejor aún, personajes mas divertidos que se quedan en la memoria de inmediato.

¿Qué le podemos criticar?, quizás algunas salidas medio facilonas a las intrigas que plantea, se ve que este género es un poco más complicado y uno, mal acostumbrado quizás, espera soluciones un poco más sofisticadas para los misterios (Cuando se descubre como abren el Mercedes por ejemplo uno se pregunta ¿Ya, y nunca habían escuchado de algo así señores policías?). Pero francamente es un pelo de la cola que no entorpece en nada el disfrute.

Creo firmemente y con una mano en el volante de mi Mercedes que este es uno de los mejores libros de ER, por el ritmo, por la profundidad de sus personajes y por lo contenido que está aunque por ahí se arranca con los tarros relatando una muerte que hace te revuelques un poco en tu asiento, pero ya…es Stephen King y a esta altura no podemos culparlo por ser un poquito lo que ha sido siempre y por lo que lo amamos.

Dato anexo: esto será trilogía, no se asusten que el relato queda cerrado léanlo tranquilo, la trilogía se llamará Bill Hodges y en español ya tenemos la segunda parte «Quién Pierde paga».

 

trilogiabillhodges

Sobre SrDirector